Ahora que nos ha tocado pasar más tiempo en casa, es importante seguir con el cuidado personal. Por lo tanto, te daremos algunas recomendaciones para que sepas cómo cuidar tu cabello en casa.

Recomendaciones para cuidar el cabello en casa

Para lucir una melena hermosa es necesario mantenerla saludable. Por eso, hay que seguir ciertos cuidados así como una buena alimentación e hidratación.

Cuidar tu cabello en casa: Alimentación e hidratación

Un cabello saludable es un cabello hermoso. Y la salud parte de una buena alimentación balanceada. Para tener una melena sana es importante consumir suficientes nutrientes en la dieta. 

Por lo tanto, aumenta el consumo de frutas y vegetales frescos, cereales integrales, legumbres, lácteos bajos en grasas, proteínas vegetales o de origen animal bajas en grasas. También, es importante consumir ácidos grasos saludables como el aceite de oliva y los frutos secos. Por otro lado, es preferible reducir el consumo de azúcar, el exceso de sal, grasas saturadas, harinas refinadas y alimentos ultraprocesados. 

De igual modo, es esencial, tomar suficiente agua potable durante el día, al menos dos litros. Se puede complementar con jugos de vegetales o frutas naturales sin azúcar añadida.

Cuidar tu cabello en casa: Evitar el exceso de calor 

Otro enemigo del cabello sano es el exceso de calor. Evita exponerlo directamente al sol durante mucho tiempo. También, evita el uso excesivo de secadores o planchas y en caso de ser necesario usarlos, primero coloca un protector térmico en el cabello para protegerlo del daño. Por último, usa agua templada para lavarlo y que el último enjuague sea con agua fría para sellar la cutícula de la hebra. 

No usar peinados tirantes

Si sujetas el cabello con peinados muy tirantes, se crea una tensión que puede ir debilitando el cabello, lo que provocará su caída. Usa peinados más sueltos y accesorios cubiertos en tela de satín o seda para protegerlo de la fricción. 

Dormir con fundas de almohadas de satén

Al dormir, protege el cabello usando una funda para la almohada de satén, así evitarás la fricción y el encrespamiento. De igual modo, al salir de la ducha no retuerzas el cabello con una toalla común. En su lugar, aprieta suavemente el cabello con una toalla de microfibra para retirar el exceso de humedad. 

Desenredar el cabello cuando esté húmedo

Se recomienda desenredar el cabello de manera delicada cuando esté húmedo y preferiblemente en la ducha cuando tengas el acondicionador aún en el cabello. Por otra parte, si tienes el cabello lacio, puedes cepillarlo diariamente. Pero, si lo tienes crespo, se recomienda usar un peine de púas anchas y cepillos para definir el cabello solo cuando esté húmedo.  

Lavarlo con productos adecuados para tu tipo de cabello

Otro aspecto a tener en cuenta es que debes descubrir qué tipo de cuero cabelludo tienes para poder lavarlo de acuerdo a sus necesidades. Si tu cuero cabelludo es graso, deberás lavarlo con mayor frecuencia y usar champú para este tipo de cabello, como por ejemplo aquellos que contengan cítricos, menta o árbol de té entre sus ingredientes. 

En cambio, si tu cuero cabelludo es seco, usa champú con ingredientes hidratantes como el aloe vera, pantenol, vitaminas o frutas entre sus ingredientes, también son recomendables los que tienen aceites nutritivos como argán o ricino. 

Si tu cuero cabelludo tiene alguna afección particular como caspa, seborrea o sensibilidad es mejor consultar a un dermatólogo para que te recomiende productos específicos para tu afección. 

Usar mascarillas y aceites 

Otra recomendación para cuidar tu cabello en casa es el uso de mascarillas para el cabello, ya sean caseras o comerciales. Las puedes aplicar una o dos veces por semana.

Las mascarillas comerciales pueden ser para hidratar y son las que contienen aloe vera, almidón de maíz, vitaminas, frutas y pantenol, entre otros. También hay mascarillas para nutrir el cabello que contienen aceites tales como ricino, aguacate, oliva, jojoba y coco, entre otros. Y las mascarillas de reparación que contienen proteína de seda, trigo, queratina, colágeno y aminoácidos, entre otros.

Si lo prefieres, puedes hacer mascarillas caseras para el cabello usando aloe vera, aceite de coco, aguacate (palta), huevo, almidón de maíz, plátano y más.

De igual modo, puedes colocar previo al lavado, aceite de coco o de oliva extra virgen en todo el cabello y usar un gorro térmico por unos minutos. Luego puedes proceder a lavarlo de la manera habitual. Estos aceites vegetales nutren el cabello y aportan flexibilidad a la hebras, también ayudan a sellar la hidratación.

Mascarilla casera de aguacate (palta) y plátano

Esta mascarilla casera es hidratante y nutritiva

Ingredientes:

1 aguacate maduro

1 plátano maduro

3 cucharadas de miel

Preparación 

Mezcla bien el aguacate y el plátano en la licuadora, agrega la miel hasta obtener una mezcla homogénea. Aplica en el cabello por veinte minutos y enjuaga bien. 

Cómo lavarlo

Aplica el champú adecuado solamente en el cuero cabelludo, distribuye con suaves masajes con la yema de los dedos. Aplica la mascarilla en caso de que te corresponda en ese lavado, déjala actuar unos 15 ó 20 minutos y aclara. Posteriormente, aplica acondicionador sin tocar la raíz a lo largo de la hebra del cabello, aprovecha para desenredarlo, deja actuar unos cinco minutos y aclara. 

Retira el exceso de humedad con una toalla de microfibra y aplica en el cabello húmedo una crema de peinar o acondicionador sin enjuague para estilizar. Y si lo prefieres, algún gel sin alcohol. Deja secar al aire libre o usa secador a temperatura media o fría. Recuerda no irte a dormir con el cabello húmedo, ya que esto favorece la aparición de hongos y provoca la caída del cabello. 

Sigue estos consejos y luce una melena espectacular, con cuidados y dedicación verás los resultados a corto plazo. 

Enviar mensaje
¿Nesecitas ayuda?
Hola 👋! ¿Cómo podemos ayudarte el día de hoy?